We Offer The Compassionate, Tireless Advocacy You Deserve

  1. Home
  2.  – 
  3. Español
  4.  – Derribando mitos sobre la ley de inmigración: Por qué la ayuda equivocada puede perjudicar su caso de inmigración.

Derribando mitos sobre la ley de inmigración: Por qué la ayuda equivocada puede perjudicar su caso de inmigración.

| Sep 24, 2020 | Español

Existe una idea errónea muy extendida en las comunidades de inmigrantes de habla hispana, que nos gustaría abordar en la publicación de hoy.

En el centro de la cuestión está la palabra «notario», que puede referirse a un abogado en español y se parece a la palabra «notary» en inglés. Por desgracia, algunas personas malintencionadas han utilizado esta confusa traducción para estafar a los inmigrantes haciéndoles creer que son abogados. Un notario público en Estados Unidos NO es un abogado y no puede ofrecerle asesoramiento jurídico a cambio de dinero.

Cuando busques contratar a alguien para que te ayude con tu caso de inmigración, debes asegurarte de que la persona que te ayude esté autorizada para hacerlo.

Las personas que están autorizadas a ayudarte con tu caso de inmigración son:

  • Un abogado o un representante acreditado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos; o
  • Otras personas, como familiares, amigos y preparadores de documentos. Sin embargo, estas personas no pueden asesorarte jurídicamente.
  • ¿Qué es el asesoramiento jurídico?

    El asesoramiento jurídico es la emisión de una opinión sobre cómo se aplica la ley o un procedimiento de la ley a la situación particular de una persona. El asesoramiento jurídico suele requerir que se examinen las circunstancias particulares del caso de una persona y que se le aconseje sobre los pasos que debe seguir, cómo responder a determinadas preguntas o cuál es la mejor forma de actuar en función de la legislación aplicable.

    Por ejemplo, en los casos de inmigración, un preparador de documentos o un notario no pueden ayudar a interpretar las preguntas de los formularios de inmigración, no pueden explicar las opciones de inmigración ni decir cuál es la mejor manera de responder a las preguntas de los formularios.

    Si un notario público insiste en que es un «notario» y que puede ayudarte con tu asunto de inmigración o manejar otros asuntos legales, no está diciendo la verdad. Ser notario público sólo significa que la persona está autorizada a rellenar el formulario sin brindarte asesoramiento legal y presenciar la firma de documentos.

    Mucha gente cree que recurrir a un notario público puede ser menos costoso que recurrir a un abogado, pero no siempre es así. En muchos casos, los notarios asesoran a las personas de forma errónea o las convencen para que soliciten una prestación de inmigración a la que no tienen derecho prometiendo que les conseguirán un permiso de trabajo. Un asesoramiento erróneo o solicitar una prestación a la que no tienes derecho puede llevarte a un proceso de expulsión en el que tendrás que contratar a un abogado o tendrás que representarte a ti mismo. Por si fuera poco, los errores de un notario no siempre son reversibles. Los asuntos de inmigración son muy complejos y un error puede perjudicar tus posibilidades de obtener un resultado positivo para el caso. Al final, el uso de un notario puede ser más costoso que la contratación de un abogado competente en materia de inmigración desde el principio de tu caso.

    Queremos que contrates a la persona adecuada que pueda ayudarte con tu caso de inmigración y que la persona que contrates tenga las habilidades y la experiencia necesarias para brindarte una orientación de confianza. En Rotella & Hernandez, nos enorgullecemos de ser una empresa en la que se puede confiar. Si tienes preguntas sobre la diferencia entre un notario y un abogado, o si estás interesado en trabajar con nosotros en tu caso de inmigración, contáctanos hoy mismo.

    Rotella and Hernandez Últimas entradas de Rotella and Hernandez (ver todo)

    Archives

    Categories